Ciber-academias como parte de la educación básica

Hace como 10 años recuerdo cuando estaba estudiando fuera de México, en la capital del país español tomando un curso de ética y ciudadanía en la universidad Pontificia de Comillas en Madrid. Para contactar a mis papás y no gastar mas dinero en el teléfono de largas distancias estaba en constante búsqueda de algún  “ciber-cafe” porque necesitaba mandarles un email o llamarles por skype, esto antes de la proliferación de las redes inalámbricas.

El Internet ha cambiado la manera en como nos relacionamos, comunicamos e incluso la manera en como estudiamos. Respecto a la tecnología educativa, el Internet ha revolucionado la manera en lo que conocemos el salón de clases tradicional, incluso existen universidades que ofrecen grados completos de bachillerato por Internet, si nos vamos  mas a detalle, los repositorios de contenido para ofrecer los cursos en linea están en constante evolución para garantizar la mejor experiencia al estudiante y optimizar el apoyo en las clases a los profesores. Existen distintos modelos educativos como el modelo, semi-presencial, el 100% en linea, que han venido a ampliar las ofertas educativas de las Instituciones.

Incluso el día de hoy, el mismo curso que fui a tomar a Madrid lo puedo tomar en línea y no tengo que viajar ni gastar en viáticos para pasar tomar el curso, y lo puedo completar en la comodidad de mi casa, usando mi propio dispositivo y mi propia red inalámbrica. Eso si la experiencia de viajar y conocer otro continente no se iguala, aun.

Y pensar que todavía hay gente  en lugares remotos que vive en 56 kbps…  ¿Como enfrentaremos la brecha educativa?

El día de hoy existen Estados Unidos, ciber academias en los grados de 6 a 12 (lo que equivale a secundaria y preparatoria) en las que los estudiantes asisten al salón de clase completamente equipado con tecnología de punta, acceden a sus contenidos en linea y el tema del día o las materias que van . El rol del profesor ha evolucionado y no es un director en el salón de clases, mas bien es un facilitador y el aprendizaje es  personalizado ya que el estudiante avanza a su propio ritmo, selecciona la materias en las que quiere avanzar de acuerdo al calendario escolar y los créditos que tiene que completar para graduarse.

Me gustaría que compartieran conmigo sus experiencias en cuanto al sistema educativo en sus regiones o países, estamos listo para reducir la brecha educativa y preparar a nuestros jóvenes a recibir las competencias tecnológicas que el futuro les demanda

¿En manos de quien esta la brecha educativa? ¿De nuestros gobiernos, de la iniciativa privada o de los maestros?

Publicado en Mujeres Construyendo el 18 de mayo 2015

About me: marthacisneros.com

Twitter: @marthacisneros

Necesitamos más mujeres ingenieras

Como buena ingeniera en sistemas de información se me hace muy fácil interactuar con el ordenador, con la laptop, con el iPad, con el iPhone, con el Galaxy y cambiar de dispositivo en menos de un minuto, usar diferentes aplicaciones, twittear, bloguear, pagar en línea,  leer las noticias, en fin, creo que tengo habilidad para manejar estos dispositivos. Más allá de que recibí un diploma como Ingeniera hace ya algunos años, recuerdo que desde pequeña mi papá como buen ingeniero también, nos tenía una computadora último modelo en aquel entonces lo que me permitió crear destreza con el uso de la tecnología.

9j0q-800

Si mal no recuerdo era el primer ordenador personal de IBM, allá por 1989. Recuerdo que mi hermana y yo nos pasabamos horas jugando una especie de Tetris. Mi papá me enseñaba a mis 5 años a usar un programa que se llamaba “Harvard Graphics”, mucho antes de que tuvieramos hojas de cálculo para hacer gráficas de barras.

Les cuento todo esto porque la paciencia que mi papá tenía para explicarme, me inspiro mucho para formarme como profesionista y ese recuerdo me viene a la mente cuando ayudo a otras personas a desarrollar su destreza con la tecnología. Creo que disfrutaba mucho cuando mi papá me enseñaba usar nuevos programas en la computadora tanto que eso me llevo casi de manera natural a estudiar Ingeniera en Sistemas de Información. Esa ayuda que recibía de mi padre cuando estaba chica me marco para siempre, me inspiro tanto que me gradúe de la ingeniería y he podido conseguir trabajo en México, Estados Unidos y España.

Lo que no había reflexionado tan profundamente fue que  en mi generación de Ingenieros solo habíamos 3 mujeres. Ahora a casi 10 años de mi graduación veo que los números no han aumentado significativamente y que hay mucha labor tanto en México como en Estados Unidos para impulsar los estudios tecnológicos para mujeres.

Como bien dicen la educación comienza por la casa, y si de algo les puede servir mi experiencia creo que inspirar a las jovenes generaciones, es decir a sus hijas, en estudiar una carrera de ciencia o tecnología empieza desde la corta edad. Si bien es cierto que ahora los pequeñitos están usando todos los dispositivos a corta edad y tienen una infancia muy diferente a la de nosotros, lo importante es ayudarles a aprender, enseñarles que la tecnología  y la ciencia es divertida, como todo tiene que haber un balance porque hay niños que se la pasan pegados al Youtube y se han olvidado de jugar a las canicas, pero eso es tema de otro post.

A lo que voy es que es importante dejar de pensar que las carreras de ciencia y tecnología son para hombres, impulsar a nuestras niñas a  al menos explorar estos campos. Ahi tenemos a la famosa Marisa Mayer, la CEO de Yahoo que tiene un perfil técnico y trabajo en Google por muchos años.

Claro, nada es facil, no les niego que aunque tengo destreza con la tecnología si batalle al estudiar esas clases de programación porque tengo una especialidad en Ingeniería de Software pero nunca se iba de mi mente que yo quería ser Ingeniera en Sistemas de Información porque en mi corazón algo me decía que aprendiendo a usar tecnología iba a poder a su vez ayudar a otra gente a usar la tecnología, tal como mi papá lo hacía conmigo.

About me: marthacisneros.com

Twitter: @marthacisneros

Publicado en Mujeres Construyendo el 19 de febrero 2015

Corregido el 11 de febrero de 2019.