Spread the love
Trabajar duro en algo que no nos gusta es llamado estrés; trabajar en algo que te gusta es llamado pasión.
-Peter Druker

Estamos en constante comunicación con nosotros mismos, nuestro pensamiento está conectado con todo nuestro ser mediante el sistema nervioso. Somos una reflexión de nuestros pensamientos y transmitimos nuestro estado de ánimo a las personas que están a nuestro alrededor. Si estas estresado, se nota, tal vez lo puedes ocultar por un tiempo, pero a tu cuerpo no lo puedes engañar.  A continuación, te compartimos 5 sugerencias prácticas para reducir el estrés

  1. Reduce las veces que mencionas la palabra “estrés” en tu día: ¡Hay que estrés!  ¡Tengo estrés! Frases comúnmente usadas en las conversaciones de pasillo en la oficina. Toma conciencia de lo que dices. Aunque parezcan palabras sin importancia, nuestro cerebro se programa y manda señales a nuestro sistema nervioso para alterarse.
  2. Practica los espacios en blanco
Ver la entrada original 242 palabras más

Enlace Capacitación